Campeonato del Mundo de One Wall en Las Vegas

campeon-del-mundo-de-one-wall

10 Oct Campeonato del Mundo de One Wall en Las Vegas

¡Hola amigos!

Tras un mes loco, quiero contaros un poco cómo ha ido la competición en la que estuve en Las Vegas.

Como sabéis, a mediados de septiembre volví a Estados Unidos, pero esta vez a Las Vegas, “La Ciudad del Pecado”. Allí se disputaba el Campeonato del Mundo de One Wall al aire libre del 21 al 25 de septiembre, en el que iba a participar con el objetivo de convertirme en campeón del mundo sub-19.

Así pues, con las maletas hechas y el equipaje preparado, la noche del lunes no pude ni dormir. Mi avión salía al día siguiente con destino Las Vegas, y los nervios ya estaban a flor de piel. Para poder llevar a cabo este viaje y poder competir contra los mejores en EEUU, he contado con la ayuda de mis patrocinadores, a los que no podía defraudar jugando a tope y dándolo todo para conseguir ganar el campeonato. Por esto, y por todas las horas de viaje que me esperaban, estaba ya con las ganas de levantarme al día siguiente y empezar a hacer marcha.

Por lo tanto, y tras dormir como buenamente pude, me desperté el martes con ilusión. Desayuné, me arreglé, recogí todas mis cosas, me despedí de mi hermano y de mi familia, y cogí el metro de Valencia dirección al aeropuerto de Manises, con los auriculares puestos, escuchando mi música e intentando relajarme.

Tras facturar las maletas y pasar el control de seguridad, embarqué en el avión y salimos rumbo a Madrid, donde pararíamos antes de salir hacia Las Vegas.

Llegué allí el martes 20 por la noche, con una diferencia horaria de 9 horas, y nada más aterrizar ya tenía ganas de acercarme a las pistas y poder probarlas.

aeropuerto-de-las-vegas

El miércoles, ya pude notar el ambiente que se respiraba allí. Se esperaban más de 30.000 personas en el evento, y esto se podía ver en las calles de la ciudad.

Durante el miércoles y el jueves, estuve entrenando suave, sin hacer demasiado esfuerzo, siendo precavido ante cualquier problema que pudiera surgir, y aprovechando para relajarme y quitarme la tensión de encima en la piscina del hotel o dando un paseo por las calles de Las Vegas.

El viernes por la mañana (día 23), empezaba la acción. Me levanté temprano, estiré bien, me lo preparé todo y a tope hacia la cancha, con motivación e ilusión.

Mi primer partido lo gané cómodamente, lo que me dio mucha confianza para afrontar los siguientes. En el segundo sufrí bastante contra el campeón de la edición pasada. Aún así, pude ganar el partido 21-17 sufriendo hasta el final, pero consiguiendo una victoria clave de cara a ganar el campeonato.

en-la-final-del-campeonato-del-mundo-de-one-wall

El sábado jugué los cuartos de final y las semifinales. Ambos partidos se disputaron con puntos muy largos y exigiendo el máximo a ambos jugadores, sobretodo físicamente. No obstante, pude ganar los dos partidos cómodamente y acceder así a la final del torneo.

El domingo era la gran final. Me enfrentaba a un chico más joven que yo, pero con muchas cualidades. Fue un partido rápido, no le di opción, pero demostró que tiene muy buenos golpes. También es verdad que los nervios le pudieron perjudicar un poco.

final-campeonato-del-mundo-de-one-wall

Así pues, ¡me proclamé campeón del mundo sub-19 de One Wall al aire libre!

Fue un viaje increíble, lleno de alegrías, por lo que quiero dar las gracias a todos los patrocinadores, a mis amigos, y a mi familia, ya que sin ellos, todo esto no sería posible.

Viajar a Estados Unidos no es una tarea fácil, pero gracias a todos ellos y a todos vosotros, que me apoyáis día tras día y seguís confiando en mi, he podido hacerlo, y además con maravillosos resultados.

Gracias!

No hay comentarios

Publicar un comentario